Amor de sinónimos pareja

El manejo del estrés

2020.08.10 06:00 aniballayoto El manejo del estrés

El manejo del estrés
¿Qué es el estrés? El estrés es un estado mental obsesivo que se usa como mecanismo de defensa para intentar evadir una situación peligrosa u obtener un resultado indeseable.
https://preview.redd.it/5ep16syesne51.jpg?width=960&format=pjpg&auto=webp&s=d04b362a0c9999e26679e02dd6ac88df0092315e
El estrés tiene manifestaciones fisiológicas, por ejemplo aumento del ritmo cardíaco, sudoración, temblor, miedo, aceleramiento de la respiración, etc.

Cierto nivel de estrés puede favorecer tus propósitos.

La pasividad puede estar acompañada de una aceptación y conformismo ante diferentes situaciones. Pero cierto nivel de estrés favorece el hecho de ser diligente y cuando existe una gran presión por CUMPLIR UN OBJETIVO normalmente se utilizan más recursos internos que los convencionales teniendo resultados fantásticos.

¿Dónde se genera el estrés?

Sin lugar a dudas que ocurre en tu pensamiento. No solo los eventos en particular los que generan estrés, sino los criterios individuales en cada una de las mentes de las personas.
Hay eventos que resultan estresantes para la mayoría de la gente, por ejemplo cuando la vida o integridad física está en peligro, por ello es normal sentir estrés ante la posibilidad de ser atacado por un animal salvaje, o cuando puede haber un diagnóstico médico delicado, etc. Mientras que otras situaciones se vuelven muy estresantes para algunas personas debido a valores muy singulares que pueden ser controlados.

Manejo del estrés:

Si el estrés se origina en tu cabeza, entonces ¿cómo evitarlo?:
Para ello necesitas identificar cuáles son las situaciones que te producen estrés, por ejemplo: las evaluaciones en tu trabajo, la relación con tu pareja, tener que HABLAR EN PÚBLICO, etc. Una vez que hayas identificado esos eventos será el momento de organizar mejor tu vida para que eso no ocurra.
Puedes reducir de manera muy marcada el estrés si aprendes a vivir con plenitud. Donde logras vivir con amor e intensidad de manera permanente, esto requiere ensayo, pero una vez que se adoptan los hábitos positivos el comportamiento sereno se vuelve cotidiano. Existen diferentes técnicas de autocontrol que te permitirán vivir con menos estrés.
La buena planificación para evitar el estrés:
Algunas ideas que te ayudarán a vivir libre de estrés son las siguientes:
  • Usa la disciplina a diario para evitar los ahogos de compromisos futuros:
¿Cuántos episodios de estrés están ligados a una mala gestión del tiempo? Son muchísimos. Porque la gente que pasa muy estresada en general es desordenada. Asumen más compromisos de los que pueden cumplir, se acostumbran a la procrastinación, no saben donde tienen las cosas, se dejan llevar por los placeres del momento cayendo en la irresponsabilidad, etc. Recuerda que necesitas una gran disciplina para que el estrés no aparezca.
  • Aprender a tener una interpretación positiva de las cosas:
Quizás una estrategia ha fallado en tu empresa y es una excelente oportunidad de mejorarla y aprender. Sin embargo tú lo interpretas de una forma nefasta y comienzas a sentir un estrés exagerado.
  • Acepta la realidad y haz algo para cambiarla cuando sea desfavorable:
Hay situaciones que son hechos concretos. Imagina que el trimestre que hoy cierra en tu empresa te dice que tu equipo no llegó a la meta. Ese es un hecho consumado y ¿cuál es el sentido de estresarse? Recuerda que cierto nivel de estrés es aceptado en el proceso. Cuando estabas observando que las metas semanales no se estaban cumpliendo era el momento de actuar y no lamentarte después de ver el problema en una dimensión más grande.
  • Ser una persona pragmática:
Ser práctico en ningún momento es sinónimo de irresponsabilidad. La gente pragmática aprender a ELIMINAR LAS PREOCUPACIONES y actuar para solucionar los problemas. Analiza objetivamente lo que está sucediendo con un tema en particular y actúa con diligencia, entonces más pronto encontrarás una respuesta favorable.
  • Mejora tus capacidades para cumplir con éxito ciertas labores:
Por ejemplo las personas que están aprendiendo a conducir es normal que experimenten cierto nivel de estrés, porque no existe la autoconfianza que dan los años de entrenamiento. Al mejorar tus capacidades entonces podrás disminuir tus niveles de estrés.
  • Puedes practicar la meditación para tener un mayor control de tu mente:
A través de LA MEDITACIÓN (Audios Especiales que te permiten relajar de forma acelerada tu mente para entrar en la quietud de tu yo interno) Aprendes a controlar tu pensamiento. Eres capaz de poner un muro muy sólido a las ideas negativas y valoraciones que te propician estrés. Con la práctica continua aprendes a tener una actitud serena y también creativa que te ayuda a encontrar prontas soluciones a los problemas.
  • Construye una actitud de éxito y optimista:
Si aprendes a tener una actitud positiva entonces estarás seguro que podrás superar cualquier dificultad y no permitirás que el estrés socave tus aspiraciones personales, sino que te levantarás con una gran motivación y consolidarás tu éxito, entonces aprenderás el manejo del estrés. Esta facilidad la puedes adquirir con el programa subliminal ACTITUD DE TRIUNFADOR, aquí recibirás un entrenamiento efectivo para controlar las ideas que rigen tus acciones y creencias, esto te permitirá actuar con una determinación admirable y superar cualquier obstáculo en la vida.
Cuando aprendes a controlar tu pensamiento y dirigirlo exactamente a las experiencias que deseas, te vuelves imparable. Conoce fabulosas herramientas GRATUITAS que te llevarán a los grandes éxitos, visita el espacio reservado de los REGALOS ESPECIALES.
submitted by aniballayoto to DesarrolloPersonal [link] [comments]


2015.07.01 07:51 josema3 LAS FALSAS IDEAS SOBRE EL CONCEPTO DE LIBERTAD

Hemos vivido la época de la obsesión por la libertad. Los últimos 50 años han constituido una incesante búsqueda de la libertad. En la creencia, cierta, de que ahí reside la felicidad del ser humano, su mayor anhelo.
Y los pioneros la han buscado a través del sexo, de la droga, de los viajes, de la mente, del espíritu, del aislamiento de la civilización, de los deportes de aventura…
Una característica importante que comparten casi todos estos “buscadores” es la de que creyeron que la libertad era poco menos que una búsqueda individual, que uno podía llegar a ser libre por sí mismo.
Influidos por Freud, creyeron que en el inconsciente hallarían la libertad y se volvieron inconscientes. De ahí que tantos emprendieran el camino de la droga para encontrar una visión de las cosas diferente de la que les habían enseñado. Y que tuvo su razón de ser, hasta cierto punto.
Aunque buena parte de esos buscadores acabaran sus vidas en las cunetas o en los psiquiátricos mas esclavizados de lo que estaban previamente.
No se puede desdeñar por ello, sin embargo, que generaron una conciencia de la esclavitud en la que vive la especie humana y que la obra de artistas como Bob Marley, por ejemplo, no se puede entender sin la influencia de la mariguana.
Los hippies también trataron de hallar la libertad en una búsqueda del "paraíso perdido" de las culturas indígenas. Huyendo del progreso alienante y donde, supuestamente, la única norma sería la ausencia de estas.
En sus comunas instauraron la práctica del “sexo obligatorio” falsamente vendido como “amor libre”. Que, en realidad, era una prohibición, no expresa, de la pareja. Entendida esta como un comportamiento egoísta, capitalista, limitante etc. Impidieron, de hecho, paradójicamente, el amor. Véase aquí pues la falacia del “amor libre”.
Los hippies fracasaron en su particular búsqueda al empeñarse en negar la evidencia de que los celos, hasta cierto punto, son connaturales al ser humano.
Aunque alumbraron muchas interesantes propuestas en una actitud de permanente cuestionamiento de la autoridad, claramente corrupta, de la que somos herederos.
De alguna manera, la sociedad actual es hija del Rock & Roll y del movimiento hippie. En el sentido de que las drogas y el sexo, hoy en día, son para muchas personas, casi sinónimos de la obsesión por la libertad.
Mucha gente actualmente toma drogas, consume pornografía o recurre a la prostitución para sentirse libre. Aunque es evidente que alguien que es adicto a algo es lo más perecido a un esclavo.
La razón del uso del sexo y de la droga es la de que gracias a estos potentes estímulos podemos olvidarnos, aunque sea por algunos minutos, de la opresión en la que vivimos.
Otros han intentado encontrar la libertad en la apariencia, en la estética. Creyendo que porque su forma de vestir o de peinarse sea más ajena a la corriente dominante, entonces son mas libres. La gente que piensa así es la que mas pena me da.
La estética te puede dar un empujón para salirte del rebaño pero es obvio que eso es solo una mascara, algo superficial. Puede tener un contenido si reivindica la belleza y no le das importancia.
Pero toda rebelión permanente contra algo, en base a premisas tan débiles, conduce invariablemente a la esclavitud porque siempre vas a ser dependiente de ese poder contra el que te rebelas.
Para otros, influidos por la New Age, la libertad consiste en la práctica espiritual y el pensamiento positivo. Ideas heredadas del Budismo, que creyó encontrar el “Nirvana” por medio de la anulación del deseo.
Todo ello en un “batiburrillo” contradictorio, por ejemplo, con la práctica del sexo a través del Tantra pero sin apego, es decir, sin enamorarse.
Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que es imposible anular el deseo porque el deseo es aquello que nos mantiene vivos. Sin deseos no te levantas de la cama, no hay motivación. Quizá el problema es que algunos confunden deseo con obsesión.
El resultado de todo esto es que la sociedad actual ha querido encontrar en el individualismo, en el no apego y en el hedonismo más exacerbado, la libertad.
Generando un grandísimo negocio para los terapeutas de todo tipo que se alimentan de la infelicidad y del vacío vital con el que se quedan miles de buscadores.
Los publicistas, “hijos de Freud”, saben perfectamente lo que nuestro inconsciente está buscando. La sociedad de la “búsqueda de la libertad” es la del “no al compromiso”. “Todos solos”.
La sociedad de la libertad es la sociedad de la soledad. Nunca el ser humano en toda su historia había vivido tan solo ¿Por que ? Muy sencillo:
Libertad es sinónimo de independencia. La razón de esta asociación de ideas seguramente pueda encontrarse en la Declaración de Independencia Americana que fue una pretensión de libertad frente al Banco de Inglaterra.
Y también los héroes solitarios de las películas del oeste. Es decir, seres vagando “libres” frente a un poder opresor: El poder de la ley, el poder del Estado.
¿Pero de verdad son valores sinónimos independencia y libertad? Una persona independiente es aquella que no depende de los demás .
Por extensión un pueblo in- dependiente es aquel que no depende de otros pueblos. Ahora bien, ¿Puede ser el ser humano realmente independiente ?
La respuesta a esa pregunta es que te cuestiones si el ser humano es un ser social o asocial. Si vive como los elefantes en manada o como los tigres en solitario. Finalmente vemos que al tomar la independencia como un valor esto nos ha hecho más solitarios y por lo tanto, más depresivos.
Tras la abolición de la servidumbre, “la libertad” es una cualidad que el Estado otorga. Es decir, de la libertad secuestrada por el amo se pasó a la libertad otorgada por el Estado. Por eso se habla de libertad política o “libertades” en plural.
Cuando oigas esos conceptos significa que no te están hablando de la verdadera libertad. Porque la libertad no se divide en cachitos ni se otorga. O existe o no existe.
De acuerdo con la ilusión de la Democracia, ahora seríamos más libres que antaño pese a que hay más leyes que nunca y como reza una de sus definiciones, la libertad viene marcada por la ley que en última instancia, es, entre otras cosas, un timo ligado al dinero.
Es evidente que la libertad, hoy en día, está sujeta al dinero. Y en una sociedad en que la gente tiene que abandonar su casa por la estafa de los préstamos usureros, no se puede hablar propiamente de libertad.
La libertad, actualmente, te la concede el Estado, el cual, pertenece a los bancos, por lo que no existe en realidad. La ilusión de la libertad procede de algunas libertades políticas como el derecho de reunión, de asociación, de expresión y de voto.
Pero como todos sabemos a estas alturas, todas esas libertades están sojuzgadas por la mentira institucionalizada con la que nos gobiernan. Son ilusiones puesto que la ley es la mentira propagada por los medios de propaganda que impiden a la gente pensar por sí misma.
La sociedad de las “banderas falsas” y el miedo prefabricado para gobernar. Uno no puede ser libre si no es libre de pensamiento. Es decir, si “le piensan” en lugar de pensar por sí mismo.
submitted by josema3 to podemos [link] [comments]


2015.05.10 17:39 josema3 LAS FALSAS IDEAS SOBRE LA LIBERTAD

Hemos vivido la época de la obsesión por la libertad. Los últimos 50 años han constituido una incesante búsqueda de la libertad. En la creencia, cierta, de que ahí reside la felicidad del ser humano, su mayor anhelo.
Y los pioneros la han buscado a través del sexo, de la droga, de los viajes, de la mente, del espíritu, del aislamiento de la civilización, de los deportes de aventura…
Una característica importante que comparten casi todos estos “buscadores” es la de que creyeron que la libertad era poco menos que una búsqueda individual, que uno podía llegar a ser libre por sí mismo.
Influidos por Freud, creyeron que en el inconsciente hallarían la libertad y se volvieron inconscientes. De ahí que tantos emprendieran el camino de la droga para encontrar una visión diferente de las cosas de la que les habían enseñado. Y que tuvo su razón de ser, hasta cierto punto.
Aunque buena parte de esos buscadores acabaran sus vidas en las cunetas o en los psiquiátricos mas esclavizados de lo que estaban previamente.
No se puede desdeñar por ello, sin embargo, que generaron una conciencia de la esclavitud en la que vive la especie humana y que la obra de artistas como Bob Marley, por ejemplo, no se puede entender sin la influencia de la mariguana.
Los hippies también trataron de hallar la libertad en una búsqueda del "paraíso perdido" de las culturas indígenas. Huyendo del progreso alienante y donde, supuestamente, la única norma sería la ausencia de estas.
En sus comunas instauraron la práctica del “sexo obligatorio” falsamente vendido como “amor libre”. Que, en realidad, era una prohibición, no expresa, de la pareja. Entendida esta como un comportamiento egoísta, capitalista, limitante etc. Impidieron, de hecho, paradójicamente, el amor. Véase aquí pues la falacia del “amor libre”.
Los hippies fracasaron en su particular búsqueda al empeñarse en negar la evidencia de que los celos, hasta cierto punto, son connaturales al ser humano. Aunque alumbraron muchas interesantes propuestas en una actitud de permanente cuestionamiento de la autoridad, claramente corrupta, de la que somos herederos.
De alguna manera, la sociedad actual es hija del Rock & Roll y del movimiento hippie. En el sentido de que las drogas y el sexo, hoy en día, son para muchas personas, casi sinónimos de la obsesión por la libertad.
Mucha gente actualmente toma drogas, consume pornografía o recurre a la prostitución para sentirse libre. Aunque es evidente que alguien que es adicto a algo es lo más perecido a un esclavo.
La razón del uso del sexo y de la droga es la de que gracias a estos potentes estímulos podemos olvidarnos, aunque sea por algunos minutos, de la opresión en la que vivimos.
Otros han intentado encontrar la libertad en la apariencia, en la estética. Creyendo que porque su forma de vestir o de peinarse sea más ajena a la corriente dominante, entonces son mas libres.
La gente que piensa así es la que mas pena me da.
La estética te puede dar un empujón para salirte del rebaño pero es obvio que eso es solo una mascara, algo superficial. Puede tener un contenido si reivindica la belleza y no le das importancia.
Pero toda rebelión permanente contra algo, en base a premisas tan débiles, conduce invariablemente a la esclavitud porque siempre vas a ser dependiente de ese poder contra el que te rebelas.
Para otros, influidos por la New Age, la libertad consiste en la práctica espiritual y el pensamiento positivo. Ideas heredadas del Budismo, que creyó encontrar el “Nirvana” por medio de la anulación del deseo.
Todo ello en un “batiburrillo” contradictorio, por ejemplo, con la práctica del sexo a través del Tantra pero sin apego, es decir, sin enamorarse.
Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que es imposible anular el deseo porque el deseo es aquello que nos mantiene vivos. Sin deseos no te levantas de la cama, no hay motivación. Quizá el problema es que algunos confunden deseo con obsesión.
El resultado de todo esto es que la sociedad actual ha querido encontrar en el individualismo, en el no apego y en el hedonismo más exacerbado, la libertad.
Generando un grandísimo negocio para los terapeutas de todo tipo que se alimentan de la infelicidad y del vacío vital con el que se quedan miles de buscadores.
Los publicistas, “hijos de Freud”, saben perfectamente lo que nuestro inconsciente está buscando. La sociedad de la “búsqueda de la libertad” es la del “no al compromiso”. “Todos solos”.
La sociedad de la libertad es la sociedad de la soledad. Nunca el ser humano en toda su historia había vivido tan solo ¿Por que ? Muy sencillo:
Libertad es sinónimo de independencia. La razón de esta asociación de ideas seguramente pueda encontrarse en la Declaración de Independencia Americana que fue una pretensión de libertad frente al Banco de Inglaterra. Y también los héroes solitarios de las películas del oeste. Es decir, seres vagando “libres” frente a un poder opresor: El poder de la ley, el poder del Estado.
¿Pero de verdad son valores sinónimos independencia y libertad? Una persona independiente es aquella que no depende de los demás . Por extensión un pueblo in- dependiente es aquel que no depende de otros pueblos. Ahora bien, ¿Puede ser el ser humano realmente independiente ?
La respuesta a esa pregunta es que te cuestiones si el ser humano es un ser social o asocial. Si vive como los elefantes en manada o como los tigres en solitario.
Finalmente vemos que al tomar la independencia como un valor esto nos ha hecho más solitarios y por lo tanto, más depresivos.
Tras la abolición de la servidumbre, “la libertad” es una cualidad que el Estado otorga. Es decir, de la libertad secuestrada por el amo se pasó a la libertad otorgada por el Estado. Por eso se habla de libertad política o “libertades” en plural.
Cuando oigas esos conceptos significa que no te están hablando de la verdadera libertad. Porque la libertad no se divide en cachitos ni se otorga. O existe o no existe.
De acuerdo con la ilusión de la Democracia, ahora seríamos más libres que antaño pese a que hay más leyes que nunca y como reza una de sus definiciones, la libertad viene marcada por la ley que en última instancia, es, entre otras cosas, un timo ligado al dinero.
Es evidente que la libertad, hoy en día, está sujeta al dinero. Y en una sociedad en que la gente tiene que abandonar su casa por la estafa de los préstamos usureros, no se puede hablar propiamente de libertad.
La libertad, actualmente, te la concede el Estado, el cual, pertenece a los bancos, por lo que no existe en realidad. La ilusión de la libertad procede de algunas libertades políticas como el derecho de reunión, de asociación, de expresión y de voto.
Pero como todos sabemos a estas alturas, todas esas libertades están sojuzgadas por la mentira institucionalizada con la que nos gobiernan. Son ilusiones puesto que la ley es la mentira propagada por los medios de propaganda que impiden a la gente pensar por sí misma.
La sociedad de las “banderas falsas” y el miedo prefabricado para gobernar. Uno no puede ser libre si no es libre de pensamiento. Es decir, si “le piensan” en lugar de pensar por sí mismo.
submitted by josema3 to podemos [link] [comments]